Cataratas

En el interior del ojo se encuentra el cristalino que, con forma de lenteja transparente, no es más que una lente encargada de enfocar los objetos en la retina.

Con los años pierde la transparencia y consecuentemente la visión empeora.

Intervención de cataratas

La intervención de cataratas consiste en extraerlo mediante aspiración por una pequeña incisión (facoemulsificación) y sustituirlo por una lente intraocular con la graduación precisa para que el paciente recupere su visión lejana sin necesidad de gafas.

Las dioptrías de la lente que se implanta se calculan de forma exacta con el IOLMASTER, instrumento que mide varios parámetros del ojo y que mediante fórmulas matemáticas nos ofrece la lente emetropizante (es aquella con la que el paciente no requerirá en visión lejana gafas correctoras).

En la actualidad, la nueva generación de lentes intraoculares (lentes multifocales), permiten una buena visión tanto de lejos como de cerca, actuando como las lentes progresivas de las gafas pero en el interior del ojo.

También se utiliza en aquellos pacientes a los que, por diversas circunstancias, no se les puede realizar la operación de corrección de la graduación con láser (miopía o hipermetropía elevada, cataratas incipientes etc.). Al implantar la lente intraocular, se corrige también la graduación y se preserva la visión lejana y cercana.